Taller de técnicas de creatividad para emprendedores

Ayer estuvimos en el Coworking Talud de la Ería impartiendo un taller de técnicas de creatividad para emprendedores del Programa e2 Universidad de Oviedo, de la mano de Oviedo Emprende, la Fundación Universidad de Oviedo y el Centro Internacional Santander Emprendimiento.

Genial iniciativa ésta, que tiene como objetivo conectar a estudiantes de la Universidad de Oviedo con empresas asturianas, para desarrollar un proyecto y conocer la realidad del mercado laboral.

Ayer nos tocaba dar formación, en técnicas de creatividad para desarrollar ideas de negocio, en la fase inicial del programa, a los alumnos avanzados que harán de tutores de los que acudan al programa, y a los empresarios que los acompañarán.

El objetivo de un taller como este es que los alumnos se den cuenta de que todo el mundo puede ser creativo y que, con la ayuda de diversas herramientas, todos podemos generar ideas innovadoras que nos permitan afrontar los retos que se nos presenten.

Por supuesto vimos un poco de teoría sobre la creatividad, poniendo énfasis en conocer esas barreras que inhiben nuestra mente creativa y debemos esforzarnos en romper.

Pero rápidamente pasamos a la acción y les animamos a menear la neurona diseñando el modo de hacer llegar un huevo, desde el balcón del edificio al suelo, sin que se rompiera y utilizando únicamente los materiales que había en el aula, algo que todos consiguieron hacer y casi todos los huevos sobrevivieron a la prueba.

Tras esta primera prueba de ingenio creativo ya nos metimos en materia e hicimos un repaso por las diferentes metodologías donde aplicar las técnicas que íbamos a estudiar. Así vimos donde aplicarlas en el proceso de diseño de producto, en el Design Thinking, el Lean Startup y el Lean Design.

Técnicas para potenciar la creatividad hay cientos, así que vimos unas pocas de las más comunes que utilizamos nosotros, para que pudieran emplearlas en el siguiente reto: crear un nuevo servicio / producto partiendo de su solución al reto del huevo.

Aplicando técnicas como el brainstorming, 3×5, las relaciones forzadas, los seis sombreros del pensamiento y mapas mentales llegaron a las soluciones que os presentamos en los vídeos a continuación.

Cómo comentó uno de los alumnos empresarios:

“estoy sorprendido de a donde hemos llegado partiendo de lo que partimos”.

Objetivo del taller cumplido, ha quedado claro que todos podemos ser creativos, que para ello hay que cuestionárselo todo y saltarse las normas establecidas, y que las herramientas sirven para ayudarte a romper esas barreras y conseguir avanzar en los momentos que uno se queda bloqueado y parece que no le van a llegar las ideas que busca.