Muchas veces cuando le contamos a alguien que hacemos en Genética y que es el Design Thinking nos responden con sorpresa al entenderlo como algo futurista, algo imposible de aceptar por el tejido empresarial de nuestro país y en especial de una región como Asturias.

Esto si que es sorprendente, pues ya no digo el diseño, que es tan antiguo como la propia industrialización, pero el Design Thinking como filosofía metodológica arranca en los años 70.

Parece que se tiene vértigo a intentar hacer las cosas de la misma manera como trabajan empresas del nivel de Apple, Amazon o Google, como si una empresa que no es tan grande como estas multinacionales no puedo intentar mejorar sus procesos y convertirse en una empresa innovadora, a la escala que sea.

Pocos negocios habrá tan antiguos y tradicionales como la banca comercial, y aún así nos encontramos noticias como que BBVA compra Spring Studio, empresa líder en diseño de experiencia de usuario. Y es que hasta los grandes bancos se dan cuenta que el mundo ha cambiado y es necesario hacer las cosas de un modo diferente, siempre poniendo el foco en la experiencia de usuario, gestionando el proceso creativo e innovador desde la perspectiva que sólo el especialista en diseño puede tener.

“La importancia de la experiencia de cliente y del diseño está creciendo exponencialmente en la banca y con Spring Studio podemos avanzar muy rápidamente en nuestras aspiraciones en el terreno del diseño”, afirmó Carlos Torres Vila, director de Banca Digital de BBVA.

Seguro que no será el único movimiento en este sentido y que pronto veremos más.

Toda empresa está a tiempo de no quedarse descolgada…

Adrián Garcia

Deja un comentario